Las aristas de la Facturación Electrónica

Publicado el 19 noviembre, 2019 Las aristas de la Facturación Electrónica

La facturación electrónica es un sistema que llegó para quedarse.

Desde su origen en las legislaciones Latinoamericanas entre 2000 y 2005 su presencia a nivel mundial sea incrementado. Además de ser un motor constante que impulsa la modernización en la gestión de los servicios públicos y la disminución de la evasión tributaria.

Actualmente la factura electrónica es empleada de forma obligatoria o voluntaria en distintos países alrededor del mundo. La factura electrónica (FE) permite garantizar la autenticidad e integridad el documento electrónico, sumando por su naturaleza a la digitalización y reforzando el comercio.

El impacto medio ambiental:

La FE permite que instituciones, empresas y profesionales eliminen el papel del proceso, reemplazándolas por la versión electrónica del documento tributario.

Todo el ciclo de la facturación puede ser administrado en plataformas digitales.

La modernización social:

Con el sistema de Facturación Electrónica los contribuyentes pueden generar, firmar, timbrar, transmitir y almacenar todos los documentos electrónicos. Reduciendo costos en la transacción comercial. Además la FE es un respaldo de seguridad técnica y jurídica a través de la firma digital.

Fortalecimiento del cumplimiento tributario.

El control tributario se incrementa con la factura electrónica, ya que permite una visibilidad automatizada del cumplimiento tributario y simplificación de la fiscalización.

Cada país aplica una normatividad distinta, es por ello que se recalca la importancia de la elección de Facturador Electrónico al contribuyente. Para poder cumplir con la normatividad vigente del país y evitar sanciones o multas.

Beneficio empresarial:

Dependiendo del tamaño de las empresas y el volumen de su facturación, los beneficios de el ahorro en concepto de emisión y gestión de facturas priman en los siguientes puntos:

  • Oportunidad y trazabilidad en la información, tanto en la recepción como en el envío.
  • Seguridad en el resguardo de los documentos.
  • Procesos administrativos más rápidos y eficientes.
  • Reducción en tiempos de gestión.
  • Mayor agilidad en la toma de decisiones.
  • Registro de la hora, el minuto y el segundo de emisión del comprobante fiscal digital (time stamp o sello del fechador).
  • Contabilidad electrónica automatizada.
  • Facilidad para el cálculo de impuestos.
  • Acceso a financiamiento a través de factoraje de cuentas por cobrar.

A 14 años de operación, Facele reafirma su compromiso con la Facturación Electrónica brindando una solución robusta. Con altos estándares de seguridad y calidad, tenemos un servicio orientado a satisfacer 100% al cliente.

Pensada en mantener la estabilidad operativa de los procesos de venta en todo momento, aún cuando no cuentas con conexión a internet. Facele garantiza el cumplimiento tributario.

Anterior
Certificado Digital, el carnet de identidad virtual
Siguiente
Facele Chile se suma al desafío 10X

Han confiado en Facele


Clientes siempre satisfechos, gracias a la excelencia de nuestros servicios.

VER CASOS DE ÉXITO
Abrir chat
1
Hola Facele quiero consultar sobre:
Powered by